¿Y si pudieras con tus decisiones cambiar el rumbo de tu destino?

¿Y si pudieras con tus decisiones cambiar el rumbo de tu destino?

¿Y si  la clave estuviera en desaprender todos aquellos patrones,

creencias, ideas que ya no te sirven?

¿Y si resulta que todo lo que vieras en el exterior fuera un reflejo de tu mente?

¿Qué pasaría si la clave no estuviera en cambiar sino en aceptarte, en dejar de esperar y de ponerte escusas para de una vez por todas empezar a ser feliz?

Hoy quiero invitarte a que tomes las riendas de tu propia vida y para ello te propongo participar de forma completamente gratuita en la II edición de GECREA, el Congreso Virtual sobre gestión emocional crecimiento y autoestima, en el que voy a participar como ponente.

Para formar parte del evento solo tienes que dejar tu email en el enlace que te dejo un poco más abajo y del 7 al 17 de octubre  recibirás un correo diario para darte acceso a + de 50 conferencias impartidas por psicólogos, coaches y diferentes expertos de diferentes expertos en diferentes ámbitos del desarrollo personal.

Expertos reconocidos internacionalmente como Felix Toran, Alfonso Guerrero, Lea Kaufmann, Ricardo Perret, Maribel Ortells,Veturian Arana,

En estas charlas descubrirás los mejores consejos, herramientas e inspiración para que puedas comenzar hoy mismo tu revolución interior.

CLICK AQUÍ PARA INSCIRBIRTE .

Antes de terminar este email para quiero compartir contigo una historia:

“ Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa.

El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta; lentamente se adentró en el cuarto.

Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían mil perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo.
Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él.

Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo:

«¡Qué lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo!»

Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros mil perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva.

Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los mil perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros mil perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó:

«¡Qué lugar tan horrible es éste… nunca más volveré a entrar allí!».

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: «La Casa de los mil Espejos»”

¿No crees que ha llegado el momento de responsabilizarte de tu vida? ¿De dejar de buscar culpables?

Porque si no lo haces tú mismo, NADIE va a venir a salvarte.

CLICK AQUÍ PARA INSCRIBIRTE GRATIS AL CONGRESO Y ACCEDER A TODAS LAS CHARLAS

Si tienes cualquier duda sobre el evento puedes escribir a Míriam a este email info@psicorumbo.com y te responderá lo antes posible.

Un saludo.

Maribel Ortells

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *