Fibromialgia, ¿sudas mucho al dormir por la noche o al hacer la siesta?

Claves para evitar la sudoración excesiva en Fibromialgia.

Muchos enfermos de Fibromialgia y Fatiga crónica sufren un síntoma muy desagradable que les impide descansar cuando se quedan dormidos.

Tienen sudores muy fuertes, muchos deben cambiarse de ropa varias veces durante la noche y esto influye aún más interfiriendo en ese deseado descanso que nunca llega, a consecuencia entre otras causas  de las dolorosas contracturas, síndrome de piernas inquietas y problemas para conciliar el sueño.

No te pierdas nuestros libros de autoayuda, de venta en Amazon castellano /english edition

Pero debemos analizar por qué sufrimos esos sudores tan desagradables.

Muchos de mis pacientes se quejan de este inconveniente, su médico les ha recetado algún fármaco para evitar dichos sudores, pero todo es inútil.

He podido comprobar que muchos de estos pacientes mejoran este síntoma al cambiar su dieta y empezar el tratamiento que les indico.

Pide cita en nuestra consulta y prueba el PLAN REVIVE, nota como mejoran tus síntomas en 2 meses.

¿Por qué podemos sufrir los sudores nocturnos?

Una dieta inadecuada es la causa de ellos.

Intolerancias alimentarias son lo más habitual, debemos reconocer los alimentos que la provocan.

Las pautas a seguir en un tratamiento de Fibromialgia son bastante simples y poco a poco vamos viendo como algunos especialistas en la enfermedad empiezan a concienciar a los pacientes y concienciarse ellos mismos de la importancia de la dieta en el tratamiento de la enfermedad.

Dieta a seguir para evitar los sudores nocturnos o incluso cuando hacemos la siesta.

 

Seguir las pautas establecidas en mis libros:

Evitar los lácteos, azúcar, gluten, carnes rojas, las solanáceas (patatas, tomates, berenjenas y pimientos).

La fruta debemos tomarla mejor en compota para poder mantener la salud intestinal. Si sufrimos de colon irritable, gases, y problemas digestivos, podemos sufrir una intolerancia a la absorción de la fructosa y debemos revisar nuestra dieta.

Evitar el café y otras bebidas que contengan cafeína, ayuda a poder conciliar el sueño y mejorar la absorción intestinal gracias a evitar la inflamación del intestino.

Una taza de café, té, maté, bebidas azucaradas, tomadas incluso en el desayuno, a las personas que son sensibles a la cafeína les puede afectar por la noche.

Evitar los alimentos que contengan mucha vitamina C, cítricos, tomates…. te puede afectar al sueño.

Te propongo lo siguiente:

Durante una semana prueba a seguir todos estos consejos, no tienes nada que perder y sí mucho que ganar.

Podrás mejorar tu intestino, eliminar gases intestinales, regular esos sudores, mejorar la migraña y sobre todo empezar a dormir sin despertarte al poco rato.

Sigue el tratamiento que indico en mis libros, en pocas semanas verás cómo los síntomas de la enfermedad van mejorando o incluso desapareciendo. Un enfermo de Fibromialgia puede ver mejorada la salud en solo 6 meses de tratamiento, y esa mejora se va viendo día a día.

Personalizar la dieta ayuda a mejorar de forma más rápida, pregunta por nuestra consulta personalizada.

Recuerda:

Tu salud empieza por tener un intestino en buena forma, desinflamado y eso se consigue gracias a adecuar tu dieta a tus necesidades reales.

 

No te pìerdas nuestro grupo en Facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *