Dolores, histamina y estrógenos de la mano para complicarte la vida

Dolores, histamina y estrógenos de la mano para complicarte la vida

¿Eres de esas personas, sobre todo mujeres, que además de sufrir síndrome premenstrual, sufren ardor de estómago, colon irritable, fatiga crónica, mareos, bajadas de tensión, contracturas musculares, eccemas en la piel, gases intestinales y otros síntomas que te impiden vivir con tranquilidad?

¿Son los estrógenos y la histamina responsables de estos síntomas?

Los estrógenos, hormona sexual femenina, tienen mucha más importancia en la vida de la mujer de la que somos conscientes.

De hecho, varios estudios científicos han comprobado que un exceso de histamina provoca la acumulación de estrógenos, y viceversa.

Pide cita en mi consulta, es por Skype sin problemas de horarios ni desplazamientos.

Qué es la histamina

La Histamina es una enzyma que produce el propio organismo para defenderse de cuerpos extraños que pueden entrar a través de la ingesta de alimentos o por el aire que respiramos. Nuestro cuerpo produce una enzyma, la diamina oxidasa DAO, que degrada la Histamina en el intestino delgado para mantener sus niveles bajo control. Además, controla los jugos gástricos del estómago y regula el sueño y el hambre.

No te pierdas nuestro grupo en facebook

¿Cuáles son sus síntomas?

Son varios los síntomas de la histaminosis alimentaria, entre ellos destacamos los siguientes:

Jaquecas, migrañas.

Hinchazón abdominal, diarreas, estreñimiento y una larga lista de síntomas gastrointestinales.

Alergias primaverales (rinitis, sinusitis, estornudos).

Contracturas o dolores articulares.

Piel seca, atópica o eczema.

Fatiga crónica.

Presión arterial baja.

Desregulación de las secreciones (saliva, lágrimas, flujo vaginal).

Fibromialga.

Síndrome premenstrual.

Inestabilidad, mareos, vértigo

Síntomas del exceso de estrógenos:

Síndrome premenstrual (sensibilidad en las mamas, dolor en la zona de los ovarios y el útero, dolor lumbar y en las piernas, fatiga, irritabilidad o depresión, retención de líquidos, dolor de cabeza o migrañas, ansiedad de comer dulces…)

Ansiedad, irritabilidad, depresión

Miomas, mamas fibrosas, endometriosis

Pérdida de la libido

Sueño poco profundo

Contracturas musculares

Exceso de flujo vaginal

Retención de líquidos

Hipotiroidismo o dificultad para perder peso.

La importancia de la alimentación

Debido a que ambas situaciones están fuertemente influenciadas por la alimentación, el primer paso es seguir una dieta saludable pobre en estrógenos e histamina.

Dieta baja en histamina. Ayuda enormemente seguir una dieta baja en alimentos ricos en histamina, que provocará una beneficiosa reducción de los estrógenos en el organismo.

Qué debes cambiar en tu dieta para controlar esos síntomas

En un estudio realizado por el Doctor Joan Izquierdo, Neurólogo del Hospital General de Cataluña y Profesor de la Universidad Internacional de Barcelona, se constato que el 87% de pacientes con Migraña tenían déficit de dicha enzyma.

El tratamiento de déficit de  DAO, puede ser una nueva estrategia de abordar la Fibromialgia.

¿Qué quiere decir esto? Pues que para poder controlar la Fibromialgia debemos restablecer la flora intestinal del paciente, se ha constatado la mayor prevalencia del déficit de esta enzyma en estos pacientes a causa de una alteración de la flora intestinal, así lo declara el Doctor Ismael San Mauro, experto en nutrición humana y dietética.

Este Test analítico permite identificar la actividad de la enzyma DAO en cada paciente.

Si la actividad es baja se prescribe un suplemento de DAO, sin descuidar el factor más importante LA DIETA.

¿Qué debemos hacer?

Recuperar la mucosa intestinal lo primero.

Intentar rebajar situaciones de estrés crónico, afecta a todo el sistema hormonal.

Pide a tu médico que realice un test de DAO

Evita los alimentos que más Histamina tienen:

Derivados de soja, queso, pescado azul, vinagre, congelados, embutidos, leche, col fermentada, berenjenas, aguacate, espinacas y vinagre de sidra.

Los alimentos que aumentan su producción y debemos evitar:

Papaya, piña, fresas, tomate, chocolate, kiwi, clara de huevo, frutos secos, mariscos, bebidas alcohólicas, aditivos y colorantes y todos los alimentos que nos produzcan alergia o intolerancias.

Si quieres conseguir mejorar tu salud sigue los siguientes pasos:

Evita durante al menos 2 a 4 semanas los alimentos arriba mencionados y todos los que tú sospeches te pueden aumentar los síntomas.

Al cabo de esas semanas vamos reintroduciendo los alimentos y reconociendo cuáles son los causantes de los brotes.

Si necesitas ayuda pide cita en nuestra consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *